Faciales - Básico

Limpieza Facial Profunda

Nuestro procedimiento de limpieza facial profunda difiere de los tratamientos tradicionales, ya que en Forever Clinique utilizamos la microdermoabrasión con punta de diamantes para lograr una exfoliación profunda de grado dermocosmético en lugar de ser puramente cosmético.

La microdermoabrasión mediante puntas de diamante es un tratamiento estético no invasivo de exfoliación mecánica de la piel controlado, preciso y progresivo. Actúa sobre las capas superficiales de la piel con la ventaja de que no requiere productos químicos. Se trata de un método eficaz para tratar imperfecciones superficiales de la piel, principalmente localizadas en el rostro, aunque también puede utilizarse en zonas corporales como manos, pies o espalda.

El mecanismo de exfoliación utilizado es sencillo: Se aplican las puntas de diamante en forma de microcristales que desgastan la superficie de la piel, mientras se absorben los residuos.

Así, se remueven las células muertas de la superficie de la piel, y se acelera la consecuente regeneración celular que, de forma natural, se acostumbra a producir cada 21 días aproximadamente. Además, este proceso ayuda a favorecer la producción de colágeno y elastina, promoviendo así la recuperación y el desarrollo de una piel más saludable y de apariencia juvenil. También facilita la eliminación de cicatrices y arrugas.

Uno de los componentes más importantes del equipo es la punta diamantada que está en contacto con la piel. Las puntas deben tener un diseño adecuado para las distintas aplicaciones. Se busca el mejor resultado teniendo en cuenta la granulación y la forma redondeada. Otro factor importante es la succión neumática que se realiza en el mango, que se utiliza para eliminar células y tejidos de desecho, y también para ciertos tratamientos donde se desea que el contacto piel-diamante sea el más alto posible.

Una vez finalizada la sesión es muy importante hidratar la piel. Se recomienda aplicar una hidratante con protección solar para prevenir el daño de los rayos solares sobre la delicada piel. Es posible que se sienta algo de sequedad en la piel, por lo que el uso de hidratante es importante.

La Microdermoabrasión se usa:
• Para mejorar la apariencia de la piel y en general para revitalizarla.
• Foto envejecimiento (reducción de manchas, pieles envejecidas por efecto de la exposición al sol).
• Prepara la piel para la aplicación de activos tópicos, nutrientes y regeneradores.
• Líneas de expresión ligeras (arrugas finas y medianas).
• Cicatrices de acné.
• Estrías.
• Espinillas.
• Pieles fláccidas.
• Reducción de poros abiertos.

Una sesión de microdermoabrasión suele durar entre 20 y 30 minutos, aproximadamente. Se aconseja que la frecuencia de aplicación sea de una vez por semana o cada 15 días, hasta un total de 3 a 10 sesiones, según los resultados que se deseen obtener.
Se puede llevar a cabo en cualquier momento del año.

Los resultados de la microdermoabrasión con puntas de diamante se aprecian desde la primera sesión. Los más evidentes son la suavidad y luminosidad de la piel, que se ve radiante y juvenil, limpia y saludable. Suelen ser necesarias al menos 5 sesiones para tener un efecto duradero y apreciar los resultados en los problemas específicos que originaron el tratamiento.

PRECAUCIONES
• Evitar su utilización en áreas cutáneas irritadas.
• No efectuar succión en la zona de párpados. Los ojos deben estar cerrados durante todo el tratamiento. Se recomienda taparlos con algodones húmedos.
• No aplicar el tratamiento en los siguientes casos: tumor de piel, lunares, marcas de nacimiento, angiomas, labios, ojos, herpes y verrugas.
• No aplicar más de 10 sesiones al año, la piel necesita descansar.
• Entre sesiones tratar la zona con cosmética regenerante e hidratante.
• No exponer la zona al sol durante 72-96 horas posteriores a la sesión y aplicar cremas protectoras con alto factor de protección.

Skin Tightening
Por mucho tiempo la tecnología ha buscado devolver a la piel su estado de juventud. Lo que hasta hace poco tiempo no era posible, ahora lo es con la Radio Frecuencia, recoger y contraer sin necesidad de cirugía (Skin Tightening).

Este es un procedimiento que combate las arrugas y la flaccidez definiendo el óvalo del rostro y mejorando la papada. Este tratamiento es tanto para hombres como para mujeres que deseen mejorar su aspecto sin cirugía.

La Radio Frecuencia produce un calentamiento gradual sobre la piel, actuando principalmente sobre las fibras existentes de colágeno, fortaleciéndolas y produciéndose en la piel un efecto llamado colagenogénesis (formación de nuevo colágeno), creando el efecto de contracción de la piel, y por lo tanto reduciendo la flacidez

Dicho calentamiento va a favorecer:
• El drenaje linfático.
• Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
• La formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente.

El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, con más o menos rapidez según los casos.

Sin embargo, lo que se pretende conseguir gradualmente es la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye que se formen fibras nuevas que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más elásticos, se favorezca la homeostasis y, en general, mejore el estado de la piel eliminando de ella las huellas del paso del tiempo logrando una piel tensa, firme y sin flacidez.

El procedimiento es sencillo, se aplica un gel sobre la piel limpia y se aplica la energía introduciéndola por medio de un cabezal de tratamiento que se mueve constantemente sobre la piel.

El sistema es apto para tratar desde una pequeña zona hasta una gran área. Durante la sesión se siente una breve sensación de calor cada vez que el equipo envía energía de radiofrecuencia a las capas internas de la piel.

El resultado puede apreciarse en dos fases: la primera ocurre de manera inmediata al contraer el colágeno existente, y la segunda con el paso del tiempo, lográndose el máximo efecto alrededor de los primeros tres meses, que es cuando se completa la formación del nuevo colágeno.
Durante este lapso, se podrán realizar una o mas sesiones (recomendable 6) dependiendo de la piel, las necesidades y la respuesta individual de cada paciente al tratamiento.

Beneficios del Skin Tightening:
• Procedimiento no invasivo, no quirúrgico y sin inyecciones.
• No requiere tiempo de reposo y permite volver a su rutina y actividades normales inmediatamente.
• Funciona en todo tipo de pieles, no importando el color ni el bronceado.
• Actúa sobe todo el rostro, frente, ojos, pliegues naso labiales, líneas de la mandíbula, papada y el área por debajo del mentón.

Fotorejuvenecimiento
La piel del cuerpo y del rostro son las partes que muestran nuestra apariencia externa y, por lo tanto, son un identificativo de nuestra edad.

La piel está formada por fibras de colágeno, elastina y células. Todos estos elementos van disminuyendo con el paso de los años, y se van produciendo transformaciones importantes en la matriz extracelular. Todo esto tiene como consecuencia el envejecimiento en el cual intervienen, además de la genética, otros factores externos como, por ejemplo, el sol o el tabaco.

El fotorejuvenecimiento facial es un tratamiento que consiste en aplicar pulsos de luz intensa (IPL) en la piel, penetrando en esta y estimulando la formación de nuevo colágeno. Mejora la calidad de la piel y proporciona un aspecto más suave y terso de forma duradera.

El fotorejuvenecimiento es un tratamiento muy recomendable en personas con enrojecimiento en el rostro. También para aquellas personas con pequeñas venas o manchas producidas por el sol en la piel, tanto en el rostro, el cuello y el escote; poner remedio al daño solar; evitar problemas de pigmentación; combatir la piel desgastada o áspera; eliminar las cicatrices del acné, y remediar los poros. En general, el objetivo de este tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía es ayudarle a conseguir una piel fresca y joven.

A continuación, detallamos los distintos aspectos de la piel que el fotorejuvenecimiento facial ayuda a combatir:

• Fotoenvejecimiento. Nuestra piel está compuesta por varios elementos, como el colágeno o la elastina, que le dan un aspecto liso. Al verse dañados por la radiación del sol, éstos dan lugar al fotoenvejecimiento de la piel. Estos son, precisamente, algunos de los objetivos del fotorejuvenecimiento facial: la eliminación de manchas producidas por el sol, la estimulación del colágeno y la homogeneización de la estructura epidérmica.
• Lesiones vasculares benignas. Ayuda a combatir lesiones vasculares benignas, es decir, pequeñas manchas causadas por el envejecimiento de nuestra piel o los rayos del sol, entre otros motivos, pudiendo ayudar a combatir la rosácea y otros tipos de enrojecimiento de la piel.
• Discromías: Una discromía es una alteración del color habitual de nuestra piel, como por ejemplo las hiperpigmentaciones. Una discromía también puede ser tratada mediante fotorejuvenecimiento facial.

Es recomendable que, después del tratamiento, se utilicen cremas hidratantes que no contengan alcohol, así como protección solar.
Nunca deberá tomar el sol ni rayos UVA, ni antes ni después de cada una de las sesiones.
En caso de estar tomando algún medicamento con efectos fotosensibles o contradictorios al tratamiento, no se podrá someter al fotorejuvenecimiento facial.

Es recomendable tomar 4 a 6 sesiones cada 3 a 4 semanas, aunque es recomendable combinar este tratamiento con la radiofrecuencia para mejores resultados.

¿Quieres una cita?

Agenda tu valoración gratis